El Irónico trabajo de Thierry Bruet.


Painter Thierry Bruet

ENGLISH VERSION

Este año quise empezar a invitar artistas a mi blog cuyo arte a primera vista me sacudiera el corazón y el cerebro al mismo tiempo, artistas que estuvieran desarrollando una manera original de ver, diferente a lo que normalmente encontramos alrededor, pero al mismo tiempo, artistas con un fuerte sentido de la crítica del mundo moderno.

Una noche, cuando ya estaba acostado en mi cama decidí  iniciar una búsqueda en Instagram por hashtags y encontré éste: #parisart, ingresé y poco a poco comencé a desplazarme hacia abajo, en medio de la completa oscuridad de mi pequeño apartamento, sólo la luz de mi iphone estaba encendida iluminando mi cara, trataba de encontrar algo que atrajera mi atención. De repente, una pintura llena de colores sorprendentes atrajo mis ojos como un imán, inmediatamente di click en ella y cuando abrió las fibras de esa doble conexión se conectaron , la pintura era del artista francés  Thierry Bruet.

Painter Thierry Bruet

© L.A. Cuellar, All Rights Reserved.

A la mañana siguiente, lo primero que hice fue enviar un correo electrónico a Thierry y un par de horas más tarde ese mismo día recibí una llamada telefónica de un número que no tenía registrado, contesté y en el otro lado estaba la amable,  profunda y dinámica voz de Thierry Bruet, diciéndome que quería concertar una cita para el día siguiente….Cuando las cosas están destinadas a suceder, las puertas se abren sin problemas, sin ningún esfuerzo.

La pintura de Thierry Bruet  golpeó mi doble fibra interna por 3 razones: en primer lugar utiliza una técnica clásica para pintar (que es inusual en nuestros días), en segundo lugar los colores, contrastes y la forma en que utiliza la luz es  simplemente increíble y tercero (y más importante) la forma en que se burla de la sociedad con sus cuadros mediante la combinación de personajes de épocas del arte totalmente diferentes, en situaciones que tienen un fuerte sentido de crítica, usando una forma caricaturesca para pintar que hace más fuerte el mensaje que quiere enviar. Cuando le pregunté por esta última razón, me dijo “Yo pinto personas que pueden encontrarse fácilmente en las calles, personas con una belleza que no es la tradicional para las pinturas clásicas, incluso se puede encontrar gente con un aspecto más caricaturesco en la vida real, es simplemente  una belleza diferente, que normalmente no se encuentra en las pinturas clásicas y por eso lo hago “.

Painter Thierry Bruet

© L.A. Cuellar, All Rights Reserved.

El día de la sesión de fotos llegué a su estudio alrededor de las 11:30 am, la mañana estaba fría y nublada, abrí la puerta, pasé por una cortina hecha de un plástico de burbujas y allí estaba sentado en su sofá fumando tranquilamente  un cigarrillo mientras me esperaba. El ambiente en su estudio es cálido y acogedor, con algunas luces tenues en la sala donde se encuentra un hermoso sofá escoltado por una enorme biblioteca y justo al lado está el espacio donde pinta, lleno de materiales, bocetos, marcos y por supuesto de pinturas que realiza en ese gran formato que le gusta usar. Thierry me ofrece un café expreso, se olvida de traer el azúcar y Cesar (su compañero, que está a cargo de todas las cuestiones administrativas que Thierry odia) le recuerda traerla a la mesa, nos sentamos en la sala , empezamos a hablar, a romper el hielo y a decidir cómo empezar mientras disfrutábamos el sabor del café.

Painter Thierry Bruet

© L.A. Cuellar, All Rights Reserved.

Thierry es un pintor autodidacta, ha pintando desde que tiene memoria y el primer contacto que tuvo con los maestros del arte fue cuando tenía 5 años y su abuelo lo llevó al Louvre. Sin embargo, la única persona de la familia relacionada con las artes era su tía (la hermana de su madre), quien trabajaba con  Paul Colin (un fabricante de afiches famoso de los años 30 en París)  y al mismo tiempo era la novia de un famoso pintor francés llamado Georges Mathieu quien trabajaba con la abstracción lírica en los años 50.

Un día, su tía le pidió que le diera una de sus pinturas y se la llevó a casa, cuando Georges Mathieu fue a visitarla, vio la obra de Thierry y le preguntó: “¿Has comprado un Modigliani? Wow! Un Modigliani pintado por un niño que simplemente se divertía jugando con pinturas. Cuando ella le contó a Thierry la historia, él se sintió muy orgulloso de ello, pero como solo tenía 7 años de edad, no entendió bien lo que significaba, como él dice “Fue una manera de sentirme bien y continuar pintando todo el tiempo”.

© L.A. Cuellar, All Rights Reserved.

© L.A. Cuellar, All Rights Reserved.

Años después, tuvo que tomar la decisión sobre su carrera profesional, pero como venía de una familia de industriales (su padre tenía una empresa de publicidad), estudiar bellas artes en ese momento no era una opción, por lo que pensó: “Voy a estudiar algo entre los dos campos (industrial y de artes) y se decidió por la arquitectura”.

Cuando se graduó, comenzó a trabajar como arquitecto en un estudio de diseño, era el encargado de hacer los planos, años después se involucró a fondo con en el negocio y terminó construyendo edificios en París. Sin embargo, toda la gestión administrativa que implica ese trabajo lo aburría enormemente y paralelamente continuaba con la pintura. El día de su primera exposición llegó y poco a poco empezó a involucrarse más en su trabajo como pintor hasta que a la edad de 35 años finalmente decidió dedicarse tiempo completo a ser un artista. Su trayectoria no es la normal de un pintor y siempre ha pintado con una técnica clásica, por lo cual explica: “Creo que todavía hay una gran cantidad cosas por decir con este estilo y como yo quiero enviar mensajes directos, la mejor manera de estar cerca a la realidad es usando el estilo clásico para pintar “.

Painter Thierry Bruet

© L.A. Cuellar, All Rights Reserved.

Cuando le pregunté acerca de la reacción del público francés a sus pinturas, dice “Hay algunas personas a las que les gusta lo que hago, pero en general el público francés es un poco aburrido, no tienen una mente vanguardista y siempre quieren el mismo estilo clásico “. Thierry piensa que el arte está hoy en día exactamente en el mismo momento del siglo 19, cuando los grandes “Salones de Pintura” vendían obras de los pintores oficiales por una fortuna y paralelamente había un grupo de artistas que estaban desarrollando nuevos conceptos pero nadie los conocía y agrega: “Hoy en día los museos no quieren perderse nada del arte e incluso si no lo entienden lo compran debido a su miedo a pasar por encima de algo que podría ser importante en el futuro, sin embargo, la mayoría de las veces terminan comprando basura y mi arte se burla de ese sistema “.  Por su parte, el continua viviendo su día a día, no le gusta hacer planes para el futuro y sigue vendiendo su arte en todo el mundo, su próxima exposición tendrá lugar en Palm Beach, en el mes de abril de 2016.

© L.A. Cuellar, All Rights Reserved.

© L.A. Cuellar, All Rights Reserved.

Ese día, los tres (Thierry, Cesar y yo) almorzamos en su estudio, Cesar trajo una pizza deliciosa de un buen restaurante italiano que queda a la vuelta  y el más sorprendente Éclairé de café que he probado desde que vivo en Francia. Hablamos de su gusto por los buenos restaurantes en París, su amor por la isla de Córcega y otras regiones de Francia que vale la pena visitar y al final terminamos con broche de oro hablando un poco acerca de Napoleón.

Esta es la forma en que vi a Thierry Bruet en su estudio, espero que disfruten las fotos!

Advertisements

3 thoughts on “El Irónico trabajo de Thierry Bruet.

  1. Pingback: The Ironic work of Thierry Bruet | PASHIONCASE

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s